Kairouan

De Sbeitla, en dirección hacia Sousse, se encuentra la ciudad árabe más antigua de Túnez: Kairouán, la capital religiosa del Magreb, considerada como la cuarta Ciudad Santa después de La Meca, Fez y Jerusalén.Como antigua capital del reino Aglabida se desarrolló fuertemente y sus principales construcciones datan de este período. A pesar de que los Hafsidas trasladaron su capital a Túnez, Kairouan, traducido literalmente quiere decir Plaza fuerte, siempre conservó su santidad como ciudad.Aquí no existe una ciudad moderna y los paseos por sus calles, sus murallas, las zauias, lugares religiosos, o por sus zocos son elementos que cautivan de forma inmediata. No existe otra ciudad árabe igual

¡Labbaika! ¡Labbaika! "Aquí estoy yo, Dios". Con estas palabras los peregrinos que cumplen con el precepto coránico de acudir al menos una vez en la vida a los lugares santos expresan su alegría al ver a lo lejos la Kaaba, el santuario central de la gran mezquita de La Meca.

Y es que todo musulmán "cuerdo, sano, libre de deudas y con capacidad para costear sus gastos y los de quienes de él dependen mientras está de viaje" debe realizar esta travesía religiosa el último mes de año musulmán.

Sin embargo, muchos de ellos, que no pueden ver hecho realidad ese momento cenital de una vida islámica, acuden a las diversas localidades que, por uno u otro motivo, se han convertido en centros religiosos para los creyentes de los países donde se encuentran.

Como a la ciudad de Kairouan, estás son las otras ciudades de Alá, rechazadas por los musulmanes más ortodoxos, pero capaces de atraer a cientos de peregrinos por su significado religioso y por las espectaculares mezquitas que en ellas se han levantado.

La ciudad musulmana más sagrada de Africa y la cuarta en el mundo después de La Meca, Medina y Jerusalén, está situada aquí, en Kairouan... a 57 km al oeste de Sousse. Para los creyentes, siete viajes a Kairouan equivalen a una visita a La Meca.

Fue fundada en el año 671 por Okba Ibn Nafaa, un guerrero árabe que conoció a Mahoma.


Al principio era un estratégico puesto militar, pero se convirtió en el mayor centro cultural islámico en el magreb, cuna de finos poetas románticos y expertos en leyes religiosas.

Los edificios de Kairouan reflejan las líneas claras e inconfundibles de la arquitectura islámica. Las murallas datan del año 1052, y Medina (el antiguo distrito musulmán) tiene numerosas mezquitas y torres, así como bulliciosas tiendas y cafés.


Hay una gran variedad de souks (zocos o mercados) donde ofrecen alfombras, tapetes y artículos de piel que hacen famosa a la ciudad.


Su población es de 72.000 habitantes.

Levantada en el próspero Túnez, lleva a gala ser la cuarta ciudad santa del islam.


Y todo gracias a una leyenda.


Ésta narra como un jefe musulmán llamado Ibn Nafie decidió erigir en el año 670 un templo en la seca llanura donde había visto brotar milagrosamente un manantial.


A su alrededor surgió la que fue primera gran ciudad musulmana del Magreb. Hoy el templo domina la ciudad, aunque en su interior quede ya poco del edificio original.


La Gran Mezquita de Kairouan es un mestizaje perfecto de numerosos estilos artísticos, como se empeñan en recordar los capiteles de las más de 400 columnas que sustentan sus techos.


Un bosque pétreo a mayor gloria de Alá. Sin embargo, es el alminar, como en casi todas las mezquitas, el que acapara el protagonismo del templo.

Un alminar robusto, sobrio, peculiar, en piedra clara, que rompe el celeste tunecino, convertido en el referente no sólo de muchos creyentes del norte de África, sino también de peregrinos de todo el mundo que acuden a rezar allí.

Pero la Gran Mezquita no es el único lugar de Kairouan donde se respira el misticismo de los lugares santos.

De hecho, la ciudad cuenta con otros 50 templos, entre ellos la llamada Mezquita del Barbero.


Dicen los lugareños que este templo es santo porque en su interior se guardan varios pelos del profeta.


Y añaden, para reforzar sus palabras, que fue el barbero de éste –de ahí el nombre del templo– quien tras rasurarle decidió conservar aquellos que, no se sabe muy bien cómo, acabaron en Kairouan

.Se recomienda iniciar la vista en la Gran Mezquita, la joya del arte norteafricano, que data del año 671. Desde entonces ha sufrido restauraciones y añadidos que le han otorgado una estructura peculiar. Su gran minarete, del año 730, tiene forma cuadrada y está formado por tres partes superpuestas, coronado en una sobria cúpula, erigiéndose sobre la llanura con sus 35 metros de altura. Por su severo exterior la mezquita parece más una fortaleza que un edificio religioso pero al cruzar el pórtico aparece un gran patio rodeado por innumerables arcos conformando un hermoso pórtico con un curioso reloj de sol. La Sala de Oración, similar a la de Córdoba, posee 17 naves, una puerta del siglo XI y un bosque de columnas bizantinas y romanas. El Mihrab, un pequeño ábside que indica la dirección de La Meca, con 130 placas de cerámica traída especialmente de Bagdad en el siglo IX, el Minbar, púlpito de la Gran Mezquita de madera labrada, y la Maksura, recinto del 1022 en el que rezaba el dirigente del momento, son el centro de la oración. Las Tumbas, a la entrada de la Gran Mezquita son del siglo XII y resultan impresionantes por sus formas y su impactante color blanco, sin olvidar el Museo de la Mezquita, enfrente de la misma, donde se exhiben distintos objetos como manuscritos, una copia del Minrab, una sala de abluciones, cerámicas y planos.Destacan también la Mezquita del Barbero, remodelada en varias ocasiones, con un minarete de estilo andalusí, una medersa, muros cubiertos de azulejos, espléndidos artesonados esculpidos en madera de cedro y dos ventanas neoclásicas italianas, desde ella se alcanza el Mausoleo con verdaderas maravillas como huevos de avestruz de más de cincuenta años, libros sagrados, magníficas alfombras y no menos magníficos tapices e increíbles lámparas, y los Estanques de los Aghlabíes del siglo IX con 128 metros de diámetro.De nuevo se entrará a La Medina y puede hacerse por la Puerta de los Mártires, de 1772, de doble arcada con capiteles bizantinos y continuar hasta la Zauia de Sidi Abid el Ghariani donde se acogen los restos del santo fallecido en 1402. Otra vez fuera, las calles de esta ciudad árabe sorprenden por su encanto y en el paseo aparecen otros lugares de interés como el curioso Bir Baruta, un pozo del siglo VIII en el que un dromedario hace girar una noria, la Zauia de Sidi Amor Abbada, conocida popularmente como Mezquita de los Sables, en el que se guardan los restos de un santo herrero y cuyo máximo atractivo arquitectónico son sus cinco cúpulas y la Muralla cuyos ladrillos fueron utilizados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial para realizar una pista de aterrizaje para sus aviones.No se pueden dejar de recorrer sus zocos del siglo XIII aunque han sido remodelados en varias ocasiones. En ellos se puede adquirir una artesanía variada con diferentes artículos como cerámicas, cobre, tapices, alfombras, perfumes, cuero y joyas, entre otros. Resulta imprescindible una visita a la Mezquita Jama Tleta Bibane, de las Tres Puertas, situada dentro del Zoco del Cuero, en uno de los edificios más antiguos de la ciudad. De pequeño tamaño cuenta con una hermosa decoración en la fachada.En los alrededores merece la pena ver el complejo arquitectónico palaciego de Reqqada situado a 9 kilómetros y la Laguna Salada Sbkha de Sidi el Hani con 34 metros de largo y 20 kilómetros en su parte más ancha.

3 comentarios:

Emilio dijo...

http://deciloquequierass.blogspot.com/

Good Bloog my friend!! Congratulations!!

good luck!! See you!

Bea dijo...

¡Hola!
Me ha sorprendido gratamente tu blog.
Lo he encontrado por casualidad buscando información para completar las fotos de mi viaje de novios a Túnez por mi mala memoria (y la dejadez de no poner orden hasta más de medio año después)...

Después me ha "picado" y me he dado un paseo por todo el blog.
¡Vaya fotos! ¡Y vaya explicaciones!
Es uno de los mejores blogs que he visto.
Me ha devuelto la memoria, que era lo que buscaba y he visto lugares que no conocía.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Felicidades por el blog!!

Yo tb estoy haciendo el álbum de Túnez, después de dos años... y las explicaciones, fotos.. me han ido genial.

Saludos!!

Google